in

Una mirada más cercana a la Ducati Cucciolo de 1946

1946 Ducati Cucciolo Una mirada más cercana a la Ducati Cucciolo de 1946

Durante décadas, la apariencia general de las motocicletas deportivas Ducati se ha mantenido prácticamente igual. Claro, hay ligeras diferencias de un modelo a otro, así como mejoras y cambios de un año a otro, pero a los ojos de alguien que no esté familiarizado con estas bicicletas, es probable que todas se vean más o menos iguales. Al lego le costaría distinguir uno del otro. Debido a la similitud en el diseño, la mayoría de nosotros automáticamente obtenemos una imagen específica, si no genérica, en nuestras mentes cuando se menciona el nombre Ducati, que no es más que un nivel de acondicionamiento mental resultante de la consistencia del diseño básico de Ducati a lo largo de los años. La cuestión es que este efecto de «visión de túnel» nos mantiene estancados, en cierto sentido. Ni siquiera consideramos los primeros años de Ducati, o cómo era su primera moto.

Independientemente, hubo primeros años, y de hecho hubo una primera bicicleta, y no se parecía en nada a la Ducati de carreras con curvas a las que nos hemos adaptado tanto. Por supuesto, estaba muy lejos de las motos de hoy. Tenía que haber un comienzo; Ducati tenía que empezar por alguna parte. Ese comienzo resultó ser la Ducati Cucciolo de 1946

Principios humildes

Como muchos de nosotros ya sabemos, Ducati realmente comenzó como fabricante de piezas y equipos de radio en Bolonia, Italia, durante la Segunda Guerra Mundial. Obviamente, llevaría tiempo perfeccionar un diseño que no solo representara a su empresa de la manera que querían, sino que también estuviera en consonancia con el propósito de la bicicleta. Hasta entonces, lo mejor que podían hacer los nuevos fabricantes de motocicletas era simplificar las cosas.

Para el Cucciolo (italiano para ‘cachorro’, que era como sonaba el escape), lo simple realmente era simple. El fundador Aldo Farinelli pensó que sería fácil ayudar a sus compatriotas italianos a llegar más fácilmente del punto A al punto B construyendo un motor lo suficientemente pequeño como para montarlo en una bicicleta. Eso es exactamente lo que hizo, y nació el Cucciolo. Lo simple era fácil, y lo fácil era muy sencillo, al parecer. Una vez que se diseñó el motor, Farinelli hizo que otra empresa le produjera los motores, ¡y viola! Estaba fabricando motocicletas. La empresa solo tardó unos años en vender 200.000 bicicletas y el resto, digamos, es historia.

Además de una bicicleta con un pequeño motor, veamos de qué más estaba hecha la Cucciolo de 1946.

1946 Ducati Cucciolo Especificaciones y características

Lanzada al público por primera vez en 1946 en Milán, esta bicicleta de motor pequeño fue parte de la primera de cinco generaciones en total. Técnicamente hablando, el Cucciolo era en realidad el motor en sí, que se adaptó para su uso en una bicicleta. Inicialmente en 1946, el fabricante de motores, una empresa llamada Siata, comenzó a vender los motores al público. Se engancharon fácilmente al cuadro de una bicicleta, lo que hizo que la conversión de bicicleta a motocicleta y viceversa fuera tan rápida y sencilla como podría ser. El precio original del Cucciolo es un poco evasivo, aunque puedo decirles que uno, con una bicicleta, se vendió recientemente en una subasta por más de $ 5,600.

1946 Ducati Cucciolo T2 Especificaciones, características y hechos:

  • Solo clasificado como motor de bicicleta motorizada
  • Peso del motor: 17 libras (7,7 kg) (aproximadamente 98 libras de peso en seco (44 kg) cuando se monta en una bicicleta)
  • 180 millas por galón (EE. UU.)
  • Velocidad máxima de 40 mph (64 km / h)
  • Motor de varilla de tracción simple de 48 cc
  • 4 tiempos
  • Sistema de combustible carburado
  • Diámetro y carrera de 1,5 x 1,5 pulgadas (38,1 x 38,1 mm)
  • 1,5 / 5500 kW (caballos de fuerza) / rpm
  • Transmisión de 2 velocidades impulsada por engranajes

Otros hechos:

  • El Cucciolo se produjo entre 1946 y 1958, y luego fue sucedido por la línea 98.
  • El primer año de producción solo se fabricaron 15 unidades; 200.000 se vendieron en 1952.
  • También en 1952, Ducati comenzó a producir el motor preinstalado en una bicicleta de tres velocidades; se llamaba ciclomotor, y también se le conocía como el Modelo 48
  • A pesar de que no se lanzó al público hasta 1946, el Cucciolo se estaba ejecutando en la calle en 1944.
  • El motor es el resultado de un esfuerzo conjunto entre Aldo Farinelli y Aldo Leoni. Leoni era en realidad un ingeniero completamente autodidacta.

La Ducati Cucciolo hoy

No solo siguen funcionando los motores originales, sino también las unidades que se vendieron en bicicletas. Bonhamas subastó un modelo de 1948 en la subasta de motocicletas de Las Vegas en 2017 por $ 9,200. eBay también los ofrece de vez en cuando, así que para aquellos interesados ​​en cobrar a un precio justo, consulte lo que está disponible. El Cucciolo está ahí fuera, para aquellos que buscan, ¡así que asegúrese de no perderse las oportunidades que le esperan!

Resumiendo…

Siempre es genial ahondar en el pasado y ver algunas de las ‘primeras’ publicadas por empresas que han llegado tan lejos. Ducati definitivamente entra en esta categoría, y una mirada al Cucciolo lo demuestra. Cuando comparamos cómo empezaron con las motos que construyen hoy puede parecer que no hay comparación, pero lo cierto es que nada de lo que se fabrica hoy existiría si no fuera por unos comienzos humildes, como los de la Ducati Cucciolo de 1946 con motor de bicicleta con clip. ¡Y pensar que ese pequeño artilugio voló la mente del público cuando era nuevo! ¡Me pregunto cómo reaccionarían si tuvieran una carga de Il Monstro!

Entonces, el Cucciolo allanó el camino hasta el día de hoy, y afortunadamente. Si no fuera por la paciencia y los pequeños pasos de Aldo Farinelli, ¿quién sabe qué estaría disponible para nosotros? Quizás no todos estaríamos condenados a caminar toda una vida, pero el mundo de las motocicletas ciertamente no sería tan interesante… quizás. Mientras conduces tu Ducati, o cualquier motocicleta que tengas, asegúrate de considerar toda la sangre, el sudor y las lágrimas de los hombres que lo hicieron posible. Los amantes de las motocicletas tenemos mucho que agradecer … especialmente por el hecho de que no tenemos que encender el motor antes de salir a la carretera. Pero qué demonios … creo que valdría más la pena intentarlo.

Diviértete mientras conduces, pero sobre todo, mantente seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Luciano Pavarotti Limited Edition 4810 Fountain Pen Una mirada más cercana a la edición limitada de Luciano Pavarotti 48

Una mirada más cercana a la edición limitada de Luciano Pavarotti 48

Kardashian yacht Una mirada más cercana al Axioma del yate de Kardashian

Una mirada más cercana al Axioma del yate de Kardashian