in

¿Por qué Humphrey el camello es tan valioso?

Humphrey the Camel ¿Por qué Humphrey el camello es tan valioso?

Beanie Babies fue una sensación nacional que se extendió por todo el mundo a mediados de la década de 1990. Si bien la tendencia ha disminuido, hay muchos coleccionistas ávidos que aún pagarán mucho dinero para tener en sus manos gorros clásicos. Una de las razones por las que estos animales de peluche se han vuelto tan valiosos es que TY a menudo “retiraba” a los Beanie Babies, lo que elevaba su demanda por las nubes. Humphrey fue uno de los primeros gorros que se fabricaron, por lo que tenía un lugar especial en el corazón de los coleccionistas. La felpa en sí es un camello adorable que fue muy buscado. De hecho, Humphrey fue el primer Beanie Baby que se retiró oficialmente. Esto provocó una locura insaciable que se apoderaría del mundo del coleccionista. Era solo una señal de lo que vendría cuando a las personas les resultaba cada vez más difícil comprar sus peluches favoritos de TY.

Precio

Sin embargo, existen otros factores que pueden hacer subir el precio. La condición de la felpa es una de las características más importantes, así como el tipo de condición en la que se encuentra la etiqueta. Muchos coleccionistas comenzaron a colocar cubiertas protectoras en las etiquetas TY para ayudarlas a mantener su valor. Un Humphrey prístino puede costar más de $ 1000 dólares. Esto sin mencionar todos los posibles defectos que pueden hacer subir el precio. Aunque es contradictorio, los defectos en realidad aumentan los precios sustancialmente. También hay otras características que pueden hacer subir el precio. Esto incluye cosas como una «etiqueta de primera edición» o algo que demuestre que fue parte de una versión inicial. Para los coleccionistas de Beanie Baby, estas características pueden mejorar enormemente la rareza del artículo. Esto los hace más buscados.

Humphrey tiene una característica extraña que es única en sí misma. En un momento hubo una confusión en la fábrica y una de sus piernas fue cosida al revés para un cierto número de animales de peluche. Esta rareza conocida puede hacer subir el precio de manera significativa. Para obtener un Humphrey impecable con nuevas etiquetas y otras características, espere pagar en el rango de $ 1200. Algunas personas buscan este Beanie porque les encanta la nostalgia, mientras que otras lo hacen como inversión. Es importante saber por qué está recolectando porque puede marcar una gran diferencia en lo que compra y cuando lo compra. Algunas personas lo hacen por amor al producto, mientras que otras buscan obtener ganancias. Independientemente de por qué una persona puede coleccionar Beanie Babies, puede ser un pasatiempo divertido y emocionante.

Si está comprando Humphrey como inversión, es una apuesta especulativa sobre hacia dónde se dirige el mercado de Beanie. Aunque la gran locura de Beanie se ha extinguido en gran medida, todavía hay muchos coleccionistas acérrimos que componen la comunidad de Beanie Baby. Lo crea o no, todavía hay muchos nichos por crear en esta comunidad. La gente todavía ama a sus animales de peluche por los recuerdos que traen y la capacidad de llevarlos a tiempos más simples. Muchos jóvenes que eran solo niños por la locura de Beanie Baby ahora son adultos con trabajos de tiempo completo. Esto significa que tienen los ingresos prescindibles para gastar en reliquias de su infancia. Esto también significa que el mercado todavía está activo y seguirá siéndolo en el futuro previsible.

Simplemente porque

Aunque es posible que la gente quiera comprar el Beanie solo porque le gusta. Humphrey es un lindo camello con una sola joroba y transportará a cualquiera a su infancia. Las rarezas que se asocian con él son raras y hacen que este camello sea aún más especial. Si encuentra un Humphrey con una pierna al revés cosida, sepa que valdrá significativamente más que un Humphrey normal. Esto es asumiendo, por supuesto, que es auténtico y no una falsificación. Desafortunadamente, esto ha sido un gran problema en la comunidad Beanie recientemente. La razón principal es que el costo de algunos Beanies se está disparando, dejando un gran margen para los falsificadores que pueden replicar productos TY auténticos.

Hay algunos pasos sencillos que puede seguir para protegerse de los falsificadores. Primero, tenga una buena idea de la auténtica combinación de colores de Humphrey. Las falsificaciones tienden a ser más ligeras y les faltan detalles clave. También es importante comprobar la etiqueta para asegurarse de que tenga el aspecto y la sensación auténticos de una etiqueta TY real. La condición es importante, pero hay ocasiones en las que no tiene sentido. Un Humphrey que no se ha guardado en una cubierta protectora y parece nuevo tiene una mayor probabilidad de ser una falsificación. Es importante familiarizarse con las características de un auténtico Beanie antes de comprar o invertir. Este es un pequeño camello increíble que puede generar grandes ganancias, pero debes comprender las complejidades de cada gorro único e individual. Esto puede llevar tiempo.

Pensamientos finales

En general, coleccionar Humphrey y otros gorros puede ser un pasatiempo divertido (o una carrera para algunas personas). Todavía hay dinero por hacer en el espacio, pero debes saber qué estás buscando y qué se va a vender. Aunque muchas personas han olvidado los días en que Beanie Babies eran los productos más populares del mundo, algunas personas todavía están dispuestas a pagar mucho dinero para revivir su infancia. También es posible que Beanies regrese en los años o décadas siguientes, en cuyo caso una gran colección realmente podría valer la pena. Independientemente de por qué coleccionas, Beanie Babies ofrece una oportunidad divertida que todos pueden disfrutar. Es un gran pasatiempo para niños o entusiastas. Por lo tanto, revise su armario y vea si tiene gorros por ahí. Es posible que se sorprenda al descubrir que sus animales de peluche valen una pequeña moneda, incluso en el mercado actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RockCity2 Aventuras activas: un fin de semana en Chattanooga

Aventuras activas: un fin de semana en Chattanooga

Steve Ruskcowski Diez cosas que no sabías sobre el director ejecutivo de Quest Diagnostics, Steve Rusckowski

Diez cosas que no sabías sobre el director ejecutivo de Quest Diagnostics, Steve Rusckowski