in

Cómo saber si tu viejo iPod vale algo de dinero

shutterstock 1900848967 e1653393181776 Cómo saber si tu viejo iPod vale algo de dinero

El iPod acaba de ser descontinuado. Sin embargo, ha tenido una muy buena racha. Después de todo, el iPod se lanzó en 2001, por lo que desempeñó un papel muy importante en el notable éxito de Apple en las últimas dos décadas. Desafortunadamente, eso no podía durar para siempre. El iPod y otros reproductores de música portátiles han ido en declive desde la popularización del teléfono inteligente. En pocas palabras, los teléfonos inteligentes se han vuelto omnipresentes. Como resultado, las personas pueden usar sus teléfonos inteligentes si quieren escuchar música mientras están en movimiento, por lo que cada vez hay menos necesidad de que compren algo específicamente para ese propósito. Bajo esas circunstancias, no es de extrañar que Apple finalmente haya descontinuado el iPod. La gente podría preguntarse si su viejo iPod vale algo de dinero. Como era de esperar, no hay una respuesta simple y directa para esta pregunta en particular. En cambio, la respuesta depende de lo que la gente tenga a mano, en qué condición se encuentre y una serie de otros factores.

¿Cómo puedes saber si tu viejo iPod vale algo de dinero?

Las personas interesadas pueden buscar su antiguo iPod para ver si vale la pena. El primer paso sería averiguar lo que tienen a mano. Si las personas interesadas ya saben lo que tienen a mano, eso es bueno; Si las personas interesadas aún no saben lo que tienen a mano, Apple tiene una página de soporte que debería poder ayudarlos. De todos modos, una vez que las personas interesadas saben lo que tienen a mano, pueden usar un recurso adecuado como este artículo de The Penny Hoarder para tener una idea general de si vale la pena algo o no. Aparentemente, un iPod Classic es capaz de venderse por hasta $1,000. Sin embargo, es muy probable que las personas interesadas no obtengan ese tipo de precio por el suyo si todavía tienen uno. Esto se debe a que un iPod Classic no se venderá por tanto dinero a menos que sea de la primera generación y aún esté en su empaque original. Cualquier otra cosa que no sea eso verá una gran caída en su valor. Es posible que puedan alcanzar la marca de los $300 si tienen un iPod de la primera generación que todavía está en buenas condiciones. Otros iPod Classics pueden costar entre $30 y $180.

Desafortunadamente, otros iPods tienden a venderse por menos de eso. Para nombrar un ejemplo, el iPod Mini alcanza un máximo de alrededor de $150. Sin embargo, no obtendrá ese tipo de precio a menos que venga con su caja original y aún esté en excelentes condiciones. Otros iPod Mini estarán mucho más cerca del extremo inferior de su rango de precios, que sería de $20 por algo que todavía está en buenas condiciones. Del mismo modo, el iPod Shuffle cuesta entre $10 y $160, aunque para ser justos, estos iPods siempre fueron pensados ​​como una alternativa más asequible a sus contrapartes más caras. Aparte de estos, está el iPod Nano y el iPod Touch. El iPod Nano puede costar entre $20 y $350, mientras que el iPod Touch puede costar entre $20 y $600. Hay una serie de factores que tienden a tener un impacto notable en el valor de un iPod antiguo. Por ejemplo, la condición es grande. Si un iPod está en malas condiciones, las personas interesadas tendrán dificultades para sacarle algún valor. Por el contrario, las personas interesadas encontrarán que el proceso de venta es mucho más fluido y lucrativo cuando el iPod aún se encuentra en excelentes condiciones.

Naturalmente, un iPod que todavía está en su empaque original será mejor en este sentido, aunque eso tiende a ser raro fuera de las manos de los coleccionistas. Mientras tanto, ciertas generaciones de ciertos tipos de iPod también se consideran más valiosas. La primera generación del iPod Classic se destaca en este sentido porque posee un enorme valor para los coleccionistas. Lamentablemente, ser la primera generación de un tipo particular de iPod de ninguna manera es una garantía de valor. Aún así, parece que tanto los primeros ejemplos como los últimos ejemplos de cierto tipo de iPod tienden a ser capaces de obtener un precio más alto, mientras que los que se encuentran en el medio tienden a obtener un precio más bajo en comparación. Una vez que las personas interesadas hayan tenido una idea general de lo que podría valer su antiguo iPod, es posible que deseen dedicar algún tiempo a buscar precios para el mismo iPod. Después de todo, esto no es lo que nadie consideraría una ciencia exacta, lo que significa que los números con los que se encuentran pueden o no ser exactamente correctos para su caso particular. En cambio, las personas interesadas querrán obtener una gama de precios por los que se puede vender su antiguo iPod, lo que debería generar un conjunto de expectativas más real de lo que sería posible de otra manera.

¿Qué debe hacer con su viejo iPod?

Si las personas interesadas piensan que pueden obtener un buen precio por su viejo iPod, es posible que deseen ver si pueden venderlo o no. Internet es una buena opción porque les permitirá llegar a más personas de lo que sería posible de otro modo. Sin embargo, algunas personas interesadas también podrían estar dispuestas a vender en otros lugares. Alternativamente, hay quienes también querrán conservar su antiguo iPhone, especialmente si tienen uno de los modelos más antiguos que aún se encuentra en excelentes condiciones. Hasta ahora, los iPod han existido durante aproximadamente dos décadas, por lo que no es descabellado pensar que los modelos más antiguos podrían volverse más valiosos con el paso del tiempo. Algo que es particularmente cierto porque los iPod jugaron un papel bastante importante en la cultura pop de la década de 2000. En cuanto a aquellos que no pueden sacar nada de su antiguo iPod, es posible que deseen pensar en deshacerse de él. Como siempre, deben comenzar por borrar cualquier información personal que aún pueda estar almacenada en el dispositivo. Después de lo cual, las personas interesadas deben enviar su viejo iPod para que lo reciclen en lugar de enviarlo a un lugar donde será incinerado o arrojado a un basurero. Los dispositivos electrónicos contienen materiales que pueden ser muy contaminantes, por lo que las dos últimas opciones tienen serios problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shutterstock 1528261268 e1653046021228 10 cosas que no sabías sobre el whisky Uncle Nearest 1856

10 cosas que no sabías sobre el whisky Uncle Nearest 1856

James McArthur 10 cosas que no sabías sobre James McArthur

10 cosas que no sabías sobre James McArthur