in

Cómo Daniel Wellington creó un imperio de relojes de 180 millones de dólares

Daniel Wellington Cómo Daniel Wellington creó un imperio de relojes de 180 millones de dólares

En 2011, Filip Tysander tomó $ 24,000 de su propio dinero y decidió comenzar una marca de relojes. Ahora tiene 31 años y gana $ 180 millones al año vendiendo relojes, todo lo cual es dinero completamente hecho por él mismo. Su margen de beneficio ronda un impresionante 50 por ciento. Su fortuna y fama comenzaron con un encuentro fortuito que le valió varios millones de dólares.

Como muchos jóvenes suecos que desean descubrir el mundo y descubrir a sí mismos, Tysander viajó a Australia después de la escuela secundaria. Esta es una situación bastante común para los suecos. En Australia, Tysander conoció a Daniel Wellington, un inglés de moda que vestía un Rolex con una banda clásica de la OTAN. Tysander se sintió profundamente inspirado e impresionado por su arrogancia que lo llevó a su idea y marca multimillonaria: Daniel Wellington.

De hecho, Tysander se topó con Wellington en varias ocasiones entre Melbourne y Cairns. El destino estuvo de su lado durante este viaje de mochilero. Como resultado, Tysander se obsesionó con los accesorios de la correa de reloj de la OTAN con inflexión militar. Tanto donde viajó de regreso a Uppsala, Suecia y construyó toda la empresa basándose en esa única idea.

En una entrevista reciente con Veckans Affarer, Tysander mencionó que fue en este momento cuando se dio cuenta de que había mucho espacio para relojes preppy en el mercado. Creía que el nombre sonaba bien para ser considerado una marca de relojes internacional. Y acertó con esta suposición.

Kenza Zouiten Daniel Wellington

Frans Sjo, el gerente comercial del mercado de Estados Unidos, mencionó en una entrevista que sus relojes se inspiraron en los relojes más lujosos del mundo solo a un precio más accesible. Afirma además que la compañía quiere que todos en el mundo tengan un Daniel Wellington, no solo la sociedad de élite. En 2016, la compañía proyecta $ 220 millones en ingresos. En comparación, Rolex, que tiene un precio de $ 5,000 o más para la mayoría de sus relojes, y Tag Heuer, que cuesta alrededor de $ 1,000, consideran que es un buen año si mueven un millón de unidades.

Esto indica que el panorama económico mundial actual es lo suficientemente bueno como para vender tanto relojes extremadamente caros como relojes baratos. Por supuesto, DW compite con muchas otras marcas que se encuentran en el sector de los $ 100 a los $ 500, como Mondaine de estilo Bauhaus y Tsovet, una pieza de aspecto militar. El propio Daniel Wellington de la década actual de la misma manera en que las coloridas muestras dominaron los años 80 y los utilitarios Fossils tuvieron un fuerte arraigo en los 90.

Por supuesto, el éxito no se produjo de la noche a la mañana. En Suecia, Tysander se matriculó en la escuela de negocios después de ser despedido de varios trabajos. Estableció dos empresas, una que vendía corbatas y la otra que vendía relojes de plástico en línea. En su año de graduación, tomó los $ 24,000 ganados en empresas anteriores para comenzar su tercera empresa que le cambió la vida.

Relojes Wellington

Tysander comenzó con una pequeña tienda de comercio electrónico con un logotipo de diseño propio de Photoshop. Luego envió sus diseños a la planta de fabricación en China que producía las correas de reloj de la OTAN. Poco después, el diseño de su reloj se convirtió en un gran éxito debido a su relación calidad-precio y diseños elegantes. Además, Tysander tenía la capacidad de explotar un gran agujero en la estrategia de marketing de su competidor: las redes sociales.

La campaña de Tysander se creó en torno a los influencers de las redes sociales con muchos seguidores para generar entusiasmo con sus relojes. Aunque esta es una estrategia de marketing común en la actualidad, hace solo unos años era una actividad de vanguardia. Como resultado de este ingenio, Daniel Wellington ahora tiene más de 2 millones de seguidores en Instagram eclipsando así a su competencia.

En 2014, la compañía vendió más de un millón de unidades para un total de ventas de $ 70 millones. En 2015, los ingresos aumentaron otros $ 100 millones a $ 170 millones. Una de las mayores claves de su éxito son los lucrativos márgenes de beneficio que rondan el 50 por ciento. Tysander es el único propietario de la empresa y personalmente ganó 66 millones de dólares en 2015. Como resultado de sus ganancias, Tysander compró el apartamento más caro de Estocolmo, Suecia.

Situado directamente sobre la estación central de Estocolmo, el ático de 418 metros cuadrados de Tysander se compró por 12,8 millones de dólares. En el mercado global y en las principales ciudades como Nueva York y Hong Kong, este precio de compra no es mucho. Sin embargo, en Estocolmo, donde minimizar el alarde de su éxito es parte del tejido social, un apartamento de 12,8 millones de dólares es un gran problema.

Tysander le dijo además a Veckans Affarer que si miran hacia atrás en 2013, no tenía idea de que la compañía tenía el potencial de dispararse a su tamaño actual. Desde entonces, esto ha sido una parte importante de su vida diaria y es increíblemente afortunado de tener tanto éxito en un corto período de tiempo.

Relojes DW

A pesar de su encuentro aleatorio con la inspiración de su exitosa marca, Daniel Wellington, hace cinco años, quien ayudó a formar la base de su idea de cien millones de dólares, Tysander no está emocionado de reunirse con él. Mencionó a la revista que una parte de él desea contactar al hombre que cambió su vida para explicar su historia, mientras que la otra parte quiere dejar que el oso durmiente se acueste como pueda. Tysander bromeó diciendo que si su fuente de inspiración aparece en la oficina un día, tendrá que esconderse debajo de su escritorio hasta que se vaya.

A lo largo de este increíble viaje, Tysander ha aprendido que cualquiera puede ser un emprendedor exitoso, solo se necesita un poco de suerte, tiempo, paciencia y un impulso constante para ser el mejor. A menudo hace referencia a la afirmación de Malcolm Gladwell de que el proceso realmente requiere 10,000 horas de espíritu empresarial para comprender realmente la conexión entre todo en el mundo.

Daniel Wellington (DW) produce relojes que son instantáneamente reconocibles pero tan genéricos que son casi invisibles. Todos los modelos vienen con cajas de oro rosa o acero pulido en cinco tamaños diferentes de 26 mm a 40 mm. Todos los diales son blancos con líneas muy delgadas que marcan la hora, mientras que las manecillas son lo suficientemente anchas para ser legibles. La principal fuente de diferenciación en estos relojes es la correa, que está disponible en varias opciones de cuero, así como en media docena de medias de nailon de colores. Ninguna de las correas disponibles es lo suficientemente llamativa como para garantizar un aspecto lujoso. Con la mayoría de los relojes, paga más por una apariencia y sensación tan minimalistas, sin embargo, los DW son económicos y cuestan entre $ 149 y $ 299.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

disney auction park1215 ¿Cuánto vale Disney World?

¿Cuánto vale Disney World?

Deserted Island 10 islas imperdibles de las que probablemente nunca hayas oído hablar

10 islas imperdibles de las que probablemente nunca hayas oído hablar