in

Compre de forma más inteligente: 10 consejos para mejorar la seguridad y privacidad de su tarjeta de crédito

gettyimages 1328528092 Compre de forma más inteligente: 10 consejos para mejorar la seguridad y privacidad de su tarjeta de crédito

Getty

En estos días, parece que siempre hay una nueva filtración de datos en las noticias, lo que lleva a los piratas informáticos a deslizar sus datos financieros, incluido el número de su tarjeta de crédito. Desde el fraude y el robo de identidad hasta las violaciones de datos y el capitalismo de vigilancia, nuestra información financiera se enfrenta a una multitud de amenazas, algunas de las cuales podemos mitigar y otras no.

La buena noticia es que usar una tarjeta de crédito es en realidad un movimiento más inteligente que comprar con su tarjeta de débito. Esto se debe a que las compañías de tarjetas de crédito ofrecen más protección que la mayoría de las tarjetas de débito, sin mencionar que usted reduce el riesgo de que los ladrones se apoderen del dinero de sus cuentas corrientes o de ahorro.

Combinado con compras concienzudas, conocimiento inteligente de Internet y algunos otros buenos hábitos, puede usar estas herramientas para proteger sus datos financieros. Estas son algunas de las mejores prácticas que debe tener en cuenta para maximizar la seguridad y privacidad de la tarjeta de crédito.

10 formas de proteger los datos de su tarjeta de crédito

1. Determine su apetito por el riesgo

A menudo existe un compromiso entre seguridad y conveniencia, por lo que comprender hasta dónde está dispuesto a hacer para proteger su tarjeta de crédito lo ayudará a determinar qué pasos valen la pena para usted. La máxima seguridad requiere una mayor inversión de tiempo por su parte, por lo que querrá decidir cuánto esfuerzo está dispuesto a invertir para mantener su tarjeta segura.

Si está decidido a reducir el riesgo y la molestia del fraude, y el tiempo necesario para solucionarlo, en la mayor medida posible, ingresar un código de autorización para cada compra y configurar alertas personalizadas es su mejor opción. Si no desea autorizar cada transacción o tomarse el tiempo para revisar regularmente sus estados de cuenta, concéntrese más en los servicios y funciones automatizados que ofrece el proveedor de su tarjeta.

2. Revisar periódicamente los estados de cuenta y el historial de transacciones.

Si bien la mayoría de los emisores de tarjetas de crédito no lo responsabilizarán por cargos fraudulentos, deberá prestar atención a su historial de gastos para detectar cargos que no se realizaron con su permiso. Recomendamos revisar la actividad de su tarjeta de crédito cada tres o cuatro días para asegurarse de que se identifiquen los cargos erróneos lo antes posible. Si eso es demasiado frecuente para usted, le recomendamos que revise los cargos como mínimo dos veces al mes o al ciclo de facturación. Bajo la Ley de Facturación de Crédito Justo (FCBA), tiene 60 días para alertar al emisor de su tarjeta sobre cargos fraudulentos; si detecta cargos más allá de esta ventana, es posible que su emisor ya no pueda eliminarlos, lo que lo pone en peligro por estos compras. Más que eso y puede exceder el período durante el cual el emisor puede rectificar la situación.

3. Active las notificaciones de compra y las alertas de actividad.

No hay nada mejor que revisar la actividad de su tarjeta de crédito línea por línea, pero las notificaciones automáticas se acercan. Algunas tarjetas de crédito le permiten activar notificaciones y alertas según sus preferencias. Wells Fargo, por ejemplo, permite a los usuarios recibir alertas por mensaje de texto, correo electrónico o aplicación para retiros en cajeros automáticos, adelantos en efectivo o compras realizadas por encima de un umbral específico. Si bien este nivel de personalización no es estándar entre todos los emisores de tarjetas, algunos otros bancos y proveedores de tarjetas ofrecen opciones similares. Solo asegúrese de que su información de contacto esté actualizada para que su banco no envíe alertas de actividad al teléfono celular o la dirección de correo electrónico incorrectos.

4. Aproveche las funciones de seguridad adicionales de su tarjeta de crédito

Después de las notificaciones y alertas, investigue un poco sobre las otras funciones de seguridad que ofrece su tarjeta. El bloqueo y desbloqueo remotos, por ejemplo, le permite «congelar» su tarjeta si cree que se puede haber perdido o robado para evitar cargos fraudulentos. Además, muchos bancos ahora ofrecen niveles adicionales de protección de inicio de sesión de cuenta, como Face y Touch ID, para garantizar que nadie más que usted acceda a su aplicación bancaria.

5. Examine las funciones de seguridad de la red de su tarjeta

Puede mirar más allá del emisor de su tarjeta o del banco para mantener su dinero seguro. Las redes de tarjetas como Mastercard, Visa y American Express ofrecen características de seguridad adicionales, como Mastercard Secure Code, que solicita un código de verificación cada vez que realiza una compra, y Visa Secure, que hace lo mismo con las transacciones sospechosas.

6. No guarde la información de la tarjeta de crédito automáticamente con aplicaciones o navegadores

Claro, puede ser conveniente almacenar sus contraseñas e información de pago en su navegador, pero guardar esta información en navegadores, aplicaciones o sitios web lo pone en un mayor riesgo de seguridad. No solo está aumentando la cantidad de entidades con las que comparte esta información, sino que también está exponiendo potencialmente su información a un extraño si pierde o le roban el dispositivo. Es mejor ingresar manualmente la información de su tarjeta de crédito cada vez.

7. Utilice números de tarjetas virtuales para proteger su información de los comerciantes.

Al comprar en línea, puede limitar la cantidad de acceso que las empresas tienen a sus datos mediante el uso de «números de tarjetas virtuales» u otros servicios que protegen sus datos del comerciante. Capital One, por ejemplo, ofrece números de tarjetas virtuales a través del asistente virtual de su aplicación, Eno. Cada vez que realice una compra, la aplicación generará un nuevo número de tarjeta para que se la dé al comerciante, que extrae fondos de su cuenta pero no revela la información de su cuenta.

Si su tarjeta de crédito no ofrece esta capacidad, considere un servicio de tarjeta virtual de terceros como Privacidad. Solo tenga en cuenta que tendrá que entregar la información de su cuenta a la aplicación, pero esta puede ser una mejor opción que entregársela a docenas de proveedores en línea.

8. Tenga en cuenta la privacidad al elegir una tarjeta de crédito.

Si el intercambio de datos es su principal preocupación, concéntrese en las funciones de privacidad cuando compre su próxima tarjeta de crédito. La política de privacidad de la Apple Card, por ejemplo, establece que «nunca compartirá ni venderá sus datos a terceros para fines de marketing o publicidad», un compromiso poco común en la industria y que se extiende a su socio bancario, Goldman Sachs. Otras tarjetas pueden compartir abiertamente sus datos con todo tipo de empresas, incluidos los comercializadores no afiliados.

9. Aproveche las opciones de exclusión voluntaria

Algunos emisores de tarjetas de crédito y bancos ofrecen formas de optar por no compartir datos, ya sea a través de formularios en línea o números de teléfono. Las redes de tarjetas como Visa y Mastercard también le permiten limitar la medida en que comparten sus datos, al igual que algunas tiendas, como Target. Estos servicios son otro paso en la dirección correcta, pero generalmente existen exenciones que les permiten usar y compartir sus datos.

10. Use una tarjeta para todas las compras en línea

Para mantener seguros su dinero y otras cuentas de crédito, limite la cantidad de tarjetas que usa en línea. Si es posible, opte por una tarjeta de crédito para todas sus compras en línea, en lugar de usar varias tarjetas. La verdadera compensación aquí es que no podrá acumular recompensas por cada tarjeta si las compras en línea son su principal medio de ganar puntos o devolución de efectivo. Recomendamos buscar una tarjeta de crédito con devolución de efectivo completa para resolver este problema.


Preguntas frecuentes sobre seguridad y privacidad de las tarjetas de crédito

¿Cómo utilizan mis datos las empresas de tarjetas de crédito?

Las empresas de tarjetas de crédito utilizan y comparten su información principalmente con fines publicitarios y de marketing. Esto permite a las empresas ver lo que está comprando y reaccionar en consecuencia, con tácticas como publicar anuncios dirigidos según su historial de compras. Sus datos también se utilizan para «fines comerciales cotidianos», lo que generalmente significa previsión financiera, pero puede incluir una amplia variedad de otras actividades, como el desarrollo de productos y la estrategia de ventas.

Cada compañía de tarjetas de crédito tiene sus propias reglas y regulaciones sobre los datos de los clientes, por lo que es importante leer y comprender la divulgación de su emisor. Para ver una lista de ejemplo de cómo se utilizan y comparten sus datos, el Aviso de privacidad de Wells Fargo ofrece una explicación sencilla y accesible.

¿Qué hago si me roban la información de mi tarjeta de crédito?

Incluso si sigue todas las precauciones de seguridad, los ladrones pueden acceder a su tarjeta de crédito. Si esto sucede, debe informar los cargos al emisor de su tarjeta de crédito de inmediato para informar cualquier compra no autorizada. Esté preparado para proporcionarles información personal, incluido su nombre legal, dirección y número de seguro social. A partir de ahí, es probable que el emisor de su tarjeta cancele su tarjeta actual, revise y elimine los cargos fraudulentos y le emita una nueva tarjeta.

También recomendamos verificar cualquier otra cuenta de crédito para asegurarse de que los piratas no tengan acceso a métodos de pago adicionales. Puede reducir sus posibilidades de convertirse en víctima de un fraude con tarjetas de crédito si vigila las facturas de sus tarjetas de crédito, utiliza herramientas de seguridad mejoradas y sigue las pautas básicas de privacidad de las tarjetas de crédito.

Si alguien tiene la información de mi tarjeta de crédito, ¿puede robar mi identidad?

En términos generales, no, pero es un poco más complicado. El robo de identidad ocurre cuando un ladrón roba la información personal de alguien y la usa para cometer fraude. El robo de información de tarjetas de crédito es generalmente una consecuencia del robo de identidad.

Si un ladrón solo obtiene acceso a la información de su tarjeta de crédito, no puede cometer el mismo nivel de fraude que alguien que comete un robo de identidad. Podrán acumular deudas en su cuenta y pueden obtener acceso a la dirección de su casa y a la información de la cuenta de la tarjeta de crédito, pero generalmente no pueden acceder a su información de inicio de sesión u otros detalles personales que les permitirían abrir nuevas cuentas en su nombre.

¿Es seguro dar información de la tarjeta de crédito por teléfono?

Cuando da su número de tarjeta de crédito por teléfono, tiene las mismas protecciones disponibles que si lo ingresara en línea o lo pasara en una tienda. La FCBA limita su responsabilidad personal por cargos fraudulentos a $ 50, sin importar cómo se utilizó su tarjeta de crédito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1635843973 001 cnet finance mortgage moving boxes Costos de cierre de la hipoteca: qué son y cuánto pagará

Costos de cierre de la hipoteca: qué son y cuánto pagará

1635844484 dogecoin header2 Dogecoin salta más del 300% mientras Reddit intenta enfrentarse a Wall Street

Dogecoin salta más del 300% mientras Reddit intenta enfrentarse a Wall Street